Wednesday, May 22, 2019

home(t)raveling: semana 99

(madre del amor hermoso, ¡ya van 99 semanas!)


Y nos quedan poquitas para celebrar 2 años (que son 104 semanas) de locura. A estos se les pueden restar unos... ¿10 días? en concepto de descanso/desconexión/vacaciones. Pues a lo mejor ni eso. Bueno, el tema no es quejarse ni lamentar nada: el tema es que hemos atacado (¡al fin!) un pedazo de obra que no es muy grande pero nos daba tanta pereza como pesadillas: el rellano de la planta baja, a pie de escalera. El centrísimo de la casa, vamos.

rellano y despensa - junio 2017 ; despensa - enero 2018 ; "cocina" - marzo 2018 ; puerta del cuarto de baño y rellano - febrero 2019. 

Hizo de cocina durante el primer invierno (foto 4). Fue zona de almacenaje de cosas, cajas, zapatos, herramientas varias, 'pongos' en tránsito y trastos sin lugar asignado. Sobre todo, es un punto de circulación estratégico y un complejo carrefour (foto 6): conecta la salita con la escalera (foto 1), la planta baja con las habitaciones, la vivienda con la ruina. Aquí está la despensa debajo de la escalera (fotos 2 y 3) y aquí está el cuarto de baño de abajo (el único punto de agua de la casa entre agosto 2017 y abril 2018). Por allí se cruza lo más sucio de la obra con lo más limpio de la casa... Así que teniendo la planta primera y la salita más o menos acabadas y libres de polvo, seguir con este espacio sin tocar daba rabia, pero la perspectiva de destrozarlo y ensuciar todo otra vez daba pánico.

Y pues, miren: ¡ya está hecho! Bueno, primero, empezamos con la despensa debajo de la escalera el invierno pasado, justo después de noche vieja. Limpiamos, enyesamos y montamos estanterías y almacenamiento de palets*. Por lo demás, las choses sérieuses empezaron en marzo de este año (acá el post correspondiente), cuando decidimos refrescar y pintar la escalera. Fue la señal de "ahora o nunca" para quitar este último falso techo de lattis plâtré (listoncitos muy finitos clavados en las vigas y rebozados a mano con yeso...). Quitarlo es muy fácil, miren:

una vez quitado el falso techo: ¡qué bonito se ve el parquet de la primera planta por debajo! (y qué sanas están las vigas, fiuu!)

El siguiente paso fue recuperar con mortero la parte superior de las paredes que quedaba escondida por el falso techo. Para eso, nos ayudaron los maravillosos hermanos C., a los que conviene dar aquí las gracias y las muchas gracias. También fue necesario limpiar, cepillar y lijar las vigas y la parte de debajo del parquet, para luego tratarlos.

render hiper-mega-pro de nuestra visión de futuro para el cuartito de baño.
Como habrán notado los más observadores en la tercera foto de arriba, desaparecieron en el proceso unos 60 centrímetros de la parte alta de la pared del cuarto de baño! Decidimos rebajarle el techo por 3 (buenas y sencillas) razones:
1- al ser tan alto, hace un frío terrible en este cuartito de baño en invierno; bajándole el techo a 2,20m más o menos, supone un volumen mucho menor que calentar,
2- al haber ahora un nuevo cuarto de baño justo encima de este, no queríamos tener un falso techo entre zona húmeda y zona húmeda, acumulando agua de mojar el suelo del de arriba y agua de condensación del de abajo y empapándose. Crear una lamina de aire entre los dos cuartos lo mantiene todo más seco y sano,
3- al abrir un pequeño altillo allí, le damos sensación de más espacio al rellano y, de paso, podemos almacenar unas pocas cajas, cosas o trastos...

Rematamos la pared de ladrillos con un listón de 5x8cm, sobre el cual vendrán a apoyarse 4 listones iguales (todos recuperados del falso techo de las habitaciones de la segunda planta), que recibirán el techo de pladur + capa impermeable por debajo y unos tablones de OSB por arriba. Y ya que hacíamos un poco de relooking de esta zona, recuperaremos espacio de rellano también haciendo la puerta del baño corredera y quitando la bañera vieja y el bidet, para un cuarto al estilo wet room. Como eso seguramente tardará unos meses más, os dejamos aquí un boceto de aquellos hechos con MS Paint, porque eso vale más que 1000 palabras, ¿verdad? Y debajo, este etapa intermedio:

la perspectiva con profundidad, la promesa de un baño calentito y el espacio de almacenamiento en porvenir!

Luego todo pasó de repente... bueno, porque así lo cantan, pero en la realidad de la vida real, tardamos un par de meses en: reseguir la base de las vigas con listones pequeños (3x3cm, reciclados de la cubierta) ; insertar debajo del parquet unos colchones de fibra de madera de 35mm para aislar minimamente el ruido de pisadas de arriba (no se trataba de aislar acústicamente, sino de hacer el sonido un pelín más mate, eh) ; luego, para cubrir la fibra de madera, recortar y colocar paneles de OSB de 15mm ; cosa que implicó petar "un poco" de pared para desplazar "un poco" de electricidad que molestaba para luego volver a cerrar estos agujeros con "un poco" de mortero adesivo y volver a lijar y allanarlo bien todo "un poco" ; luego juntar todas las uniones viga-OSB, OSB-pared y OSB-OSB, hasta tener un acabado limpito. Y finalmente, lijar todo esto a 120, dejar el OSB fino fino y las vigas limpias limpias ; pintar el techo de blanco mate y darle a estas vigas a la vista un buen sorbo de nuestra mezcla mágica de aceites de lino, terebentina y esencial de cítricos que nutre y protege. Esas cositas de nada resumidas en 6 imágenes, quedan así:

fibra de madera, membrana anti-condensación, osb ; falso hecho casi techo ; juntas para lijar ; a medio pintar y... ¡el resultado acabado!

Lo que a vosotros, no lo sabemos. Pero a nosotros nos encanta nuestro rellano nuevo. Se ve más grande, claro y diáfano. Molará mucho el pequeño altillo para guardar pongos. Y estas vigas han salido a la luz con mucha dignidad después de tantos años escondidas y muertas de asco. También está más ordenado y más vacío todo, pero eso podría no durar demasiado. Ya veremos... Claro, lo que no os contamos pero quedaba implícito, es la cantidad de veces que hubo que barrer, y fregar, y barrer, y fregar, y barrer, y fregar, y barrer, y fregar, y barrer, y fregar, y barrer (cada noche de cada día tras acabar la obra del día), para que el polvo y la suciedad no invadiesen toda la casa.

ahora, lo gordo de la primera fase de obra está hecho y podemos celebrar el segundo aniversario como corresponde!
-  escribo esto medio incrédulo y llorando de alegría, o casi -


Ya está para hoy.
Ahora a descansar y...
a trabajar un poco! Besos y abrazos de

los 3 Untras


____________________________


*Olivier N-o, si tu nous lis, sache que nos inimitables projets récup' en bois de palettes sont autant d'entraînement et de brouillons qui nous préparent et nous rapprochent de la conception et de la réalisation DU radeau en palettes grâce auquel on pourra venir te rendre visite à La Réunion, sans faire exploser notre empreinte carbone. Plane-free since 2016. Eh ouais, mec! Alors patience, on arrive...


No comments :

Post a Comment