Thursday, September 13, 2018

home(t)raveling 2.0: semana 63.

queridos invitados, ¡bienvenidos sean a sus apartamentos!
La ley del si-se-quiere-se-puede-pero-desde-luego-no-todo-se-puede-o-al-menos-no-todo-a-la-vez
 también conocida como teoría del caos aplicada a la auto-renovación o "¿cómo rayos se nos ha acumulado tanta mi---- en la futura habitación de invitados?"

Bueno pues, con el otoño ya a las puertas de casa y dos meses de hiperactividad en las espaldas (intensos, muy llenos y bastante estresan-tisfactorios hay que decir) logramos cerrar un par de temas urgentes y que nos comenzaban a picar malamente (que empezamos fuerte con la banda sonora, ¿eh, titus?). Queremos hablar - concretamente, sin más demora y como bien habrán imaginado - de la nuestra futura habitación y del nuestro futuro cuarto de baño, ambos elementos importantes, por no decir cruciales de la casita que estamos restaurando y acondicionando. Cocina y salita, ya tenemos desde finales de abril, aunque faltan acabados que posiblemente tardarán años en ser (y estar) acabados. Pero ahora, para recibir el equinoxio y el plenilunio cómodos, felices y sobre todo con estilo, acá tenemos más o menos montados los dos espacios que nos faltaban: el de higienizarnos y el de descansar (y trabajar y leer y vestirnos). La contrapartida, como verán en esta primera foto, es que el segundo cuarto, o sea: el vuestro de invitados, quedó okupado al gran estilo bazar de proximidad donde tener a mano todo lo (in)útil para agilizar el trabajo en curso. De allí que todo no se pue...

1- el cuartito de baño: tras acabar con las baldosas y el plan de trabajo, pudimos volver a insistirle al fontanero hasta conseguir que viniera a conectar pica, güater y ducha. Nos quedó el mueble/estantería de al lado de la puerta, el pequeño mueble de debajo del plan de trabajo y, sobre todo, el último trozo de pared en el que no nos atrevíamos a colocar los pavés de vidrio reciclados de nuestros amigos B. y M.-P. No nos atrevíamos por no saberlo hacer, y por no saber si quedaría bien o super hortera. Apostamos a que super hortera, pero casero y hecho con cariño molaría mucho igualmente. Y apostamos a que no tener ni idea, pero casero y hecho con cariño molaría mucho igualmente. Aquí en imágenes, las etapas del proceso y su resultado, que mola mucho igualmente, ¿verdad?

el trozo de pared pladur listo para recibir los pavés reciclados ; "después", desde fuera y desde dentro ; el baño de noche... casi acabado!
preparación del rincón debajo de la pica con sobras del tablón de haya ; reconstrucción del triángulo encima de las puertas ;
restauración de la puerta del baño ; el rellano acabado y pintado ; el desagüe rollo "centro G. Pompidou" de nuestro artista fontanero!

2- la habitación: aquí y entonces, con la pared-cabezal de cama terminada.o (ver el post anterior para descubrirla.lo), ya no nos faltaba mucho. El contraste con la habitación de invitados nos recordaba de donde veníamos y nos daba ánimo: nos pusimos a cortar, aceitar y colocar las estanterías del armario empotrado, a montar e instalar la estantería del rincón-despacho, a cortar, preparar y fijar los zócalos. Y finalmente, medio incrédulos, nos dimos cuenta que tan solo quedaba zanjar la cuestión de tunear la ventana para equiparla con doble cristal. Bueno, estas cuatro cositas de las que estamos hablando, igualmente nos supusieron un par o tres de días de trabajo. Pero alguién nos había avisado ya tiempo atras de que los acabados son estas cosas pequeñas e innecesarias que requieren mucho tiempo y ¡no se acaban nunca! Cúanta razón, cúanta sabiduría, qué cosas, hermano, que tiene...

zócalos cortados y aceitados ; zócalos colocados ; estanterías antes, a medio instalar e instaladas ; habitación casi pa' estrenar!.

3- la ventana de la habitación: el tema le dió dolores de cabeza e insomnios al Futuna desde que terminó la de la cocina el otoño pasado. Pero hubo desenlace y hasta hubo final feliz, ya que se fue resolviendo todo de repente un fin de semana de agosto, en gran parte gracias a la visita y la providencial ayuda den J. i la C. que llegaron de Manresa, así un viernes por la tarde. Sorpresa deliciosa, reencuentro hermoso, buenas comidas, risas muchas, cariño más y mucho, pero que mucho nivel en carpintería! Así pues, con la maestría den J. amb la fresadora, mejoró substancialmente el nivel de acabado y la velocidad de realisación del proyecto finestres. También fue él quien nos recomandó sellar el marco exterior con silicona al colocarlo encima del doble cristal. Y finalmente, el Futuna se decantó por unos encajes más eficaces y prácticos que la vez anterior. Todo eso y unas cuantas horas más de trabajo, nos llevaron a este resultado a mediados de setiembre: resumen gráfico y ventana tal y como quedó!

la ventana antes; decapada y lista para fresar; intensivo de fresadora; encajes del marco exterior; acabado y lijado; resultado in situ!

Voilà: con esto se acaba el episodio de hoy
y con él, prácticamente, el verano.
A ver que sorpresa nos trae el próximo capítulo... 
¡Besos y abrazos a toda.o.s! 
W. & F.


____________________________



Une fois n'est pas coutume: voici un post sans aucune note de bas de page et pratiquement sans digressions! Premier constat: ça gagne drôlement du temps, pour nous en tout cas. Et avec le temps... ;)